Salida con poco viento

Hoy he salido con mi hermano en el Koralle. Llevaba tiempo detrás mía para que diéramos unos bordos y la verdad es que hoy no ha sido el mejor día. Hemos quedado a las 10:00 para desayunar, mi hermano no perdona el desayuno, es casi un ritual para él y siendo sinceros, me gusta mucho ese ritual con él.

Cuando hemos llegado a la ría, las condiciones eran bastante buenas, porque el viento soplaba del noroeste y unos 4 o 5 nudos, perfecto para el Koralle. Hemos arbolado el barco y lo hemos echado al agua. Le he pedido a mi hermano que se subiera primero, porque tenía molestias en la espalda y le ha costado jajajajaa!! Pero lo ha conseguido, he empujado el barco y he saltado dentro. El problema ha venido cuando al cazar el cabo de la orza de estribor, he notado como cedía totalmente ARRGGHHHHH!! se ha soltado el nudo que la hace girar para que salga. No llevábamos ni 20 metros y he tenido que dar la vuelta y echar el Koralle a la arena.

Hemos tenido que quitar el pasador de la orza, sacarla y volver a hacer el nudo, entre una cosa y otra hemos tardado un rato, pero lo hemos hecho relativamente rápido y vuelta al agua.

Una vez en el agua, he estado comentando con mi hermano, la forma en la que se navega en el Koralle y como no podía ser de otra forma, su atención era máxima, le encantan los barcos y es cierto que tenemos que salir más a navegar juntos, porque a él le encanta y porque a mí me gusta enseñarle, aunque tenga 44 años, sigue siendo mi hermano pequeño.

Hemos dado unos bordos en la ría, pero el viento ha ido bajando poco a poco, cosa normal el Punta Umbría, que suele bajar hasta que levanta el foreño del suroeste. Con el viento bajando, hemos tenido que volver, porque nunca en buena idea quedarse sin viento en la ría, pero menos si tienes que remar y tu proel tiene molestias en la espalda, lo que se traduce en que vas a tener que remar tú JAJAJAJJAA!!

 

Así que barco a tierra, endulzar, desarbolar y para casa. No ha sido un buen días para mi hermano en el Koralle, pero sí lo ha sido para mí, por poder compartir con él estos ratitos y prometo que vamos a intentar salir mucho más, porque es un buen proel.