Primera salida del Koralle

Hoy hemos sacado el Koralle por primera vez en agosto, no nos hemos resistido y lo hemos preparado todo, empezando por inflar los flotadores, que como se ve en la foto, Pablo está dándole fuerte al inflador. Uno de los obenques estaba un poco flojo, pero a parte de esto, el barco estaba perfectamente. El barco ha aguantado perfectamente el invierno, las velas no tenían marca y el único problema es un hilo del stay de proa que está suelto y da un poco de guerra cuando izamos el foque.  Pues a la lista de arreglos para el próximo invierno.

 

No había mucho viento, pero el suficiente para poder salir de la ría, además contábamos con la bajamar, lo que nos ayudó a salir. Pablo de proel y yo al timón. Siempre salimos pegados a la otra banda, es más largo, pero nos permite salir del canal, que aunque es tranquilo, mejor no cruzarse con los pesqueros o las motoras.

Hemos dado una vuelta hasta la punta del espigón, la primera salida ha sido tranquila y la falta de viente nos ha hecho temer lo peor, TENER QUE UTILIZAR LOS REMOS!!!! Por lo que no hemos querido arriesgar. A la vuelta, una vez encauzado el canal, el viento se ha levantado, lo que nos ha permitido incrementar la velocidad, no mucho la verdad, pero lo suficiente para permitirnos entrar cómodamente en la ría.

Ya en la playa de la ría, desarbolamos el Koralle y quedaba lo más complicado, subir el barco al carro de carretera, porque no tenemos carro de varada y la verdad es que se hace complicado, dejar el barco en el agua, pero sacarlo mucho más. Esperemos que mañana acompañe el viento para que podamos volver a salir, nuestra idea es intentar salir todos los días.