Orza nueva instalada

En tiempo record, hemos conseguido tener instala una nueva orza, después de que se nos rompiera la semana pasada. Cuando rompimos la orza, pensé que se nos acababa el verano con el Koralle ¿dónde íbamos a encontrar a alguien que nos hiciera una nueva? Pues como este está siendo el verano de la suerte para el Koralle, hemos encontrado una carpintería en la que trabajan el tablero marino, nos ha hecho una réplica, lo único es que nos dijeron que no la barnizaban.

Pero nos hemos encargado de darle nosotros las capas de barniz marino necesarias. No ha sido un trabajo perfecto, de hecho ha sido bastante imperfecto, pero queríamos hacerlo rápido para poder salir lo antes posible. Después de 4 días barnizando, nos hemos ido a probar que podíamos instalar la nueva orza.

El Koralle cuenta con dos orzas, una en cada banda. Cada orza está dentro de un cajón, al cual solo se puede acceder desde la abertura que tiene el casco. Tanto quitar la antigua, bueno, mejor dicho la rota, como instalar la nueva es una trabajo complicado.

El sistema que permite sacar y recoger la orza se basa en un tornillo pasador que atraviesa la caja de a orza y que se introduce en la pieza de plástico que se ve en la parte inferior de la foto. En los dos orificios superiores atamos el cabo negro que mantiene la orza fuera y el cabo blanco que nos permite recogerla dentro de la caja.