Koralle preparado para invernar

Aunque volvimos a Madrid el 2 de septiembre, hoy he vuelto a Huelva para preparar el Koralle para su invernación. Si una cosa buena tienen los barcos de vela ligera es que son fáciles de invernar, solo necesitas un sitio, a ser posible cubierto y como en el caso del Koralle, cuyo mástil se puede desmontar en dos piezas, todo cabe en la bañera del barco.

En la foto no se aprecia, pero dentro del barco está el mástil (dividido en dos piezas), la botavara, el timón, un cajón de plástico, de los que se utilizan para guardar la ropa en los trasteros, pues en este cajón hemos metido las vela dobladas perfectamente y toda la cabullería. Además como el carro de varada que compramos a principios de agosto se podía desmontar, también está dentro de la bañera del barco. En resumidas cuentas, el Koralle es una barco diseñado para que se pueda transportar fácilmente, lo que simplifica de manera notable el proceso de invernación.

Ahhh y como se puede ver en la foto, la orza sigue sin encajar en el cajón, pero como la tengo en la lista de cosas que arreglar en el invierno, estoy pensando si merece la pena hacer un juego de orzas de aluminio y otro de madera. Ya lo pensaré durante el invierno.

 

Koralle aquí te quedas en Huelva hasta el verano que viene.